martes, 28 de agosto de 2012

CONVOCATORIA: JORNADA PÚBLICA DE DEBATE SOBRE EL SISTEMA FERROVIARIO

JUEVES 30 DE AGOSTO
DÍA DEL FERROCARRIL




JORNADA PÚBLICA DE DEBATE SOBRE EL SISTEMA FERROVIARIO

BARTOLOMÉ MITRE 1824

HOTEL APART CONGRESO - CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES


16hs. Primer panel

  • Rafael Gentili, Legislador CABA, Informe los negocios de las UGOFE  
  • Dr. Leandro Despouy, Auditoria General de la Nación,   Informes críticos sobre Ferrocarriles
  • Dr. Jorge Ceballos, Sec. Gral. Libres del Sur, Prov. Bs.As., Como afecta un mal servicio ferroviario en el conurbano bonaerense.
  • Rubén Darío "Pollo" Sobrero, delegado de lista Bordo de UF, Situación del tren Sarmiento post tragedia de Once.
Modera: Alejandro Bercovich, Periodista de BAE, FM Metro y Con Voz Propia



 18:00hs Segundo Panel
  • Graciela Draguicevich, Mutual Sentimiento, Rol de la ADIF, en el vaciamiento de la infraestructura ferroviaria.
  • Ramón Duarte, MO.NA.FE, Plan alternativo de desarrollo ferroviario para el desarrollo urbano
  • Emilio Franchi, Pte. De TEA, Un Modelo concesionario distinto: TEA “El Gran Capitán”
  • Dr. José Lucas Magioncalda, ONG Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional. Cuándo, cómo y para qué se constituyó la CNRT, y cuales fueron los resultados. Propuestas.
  • Cuerpo de delegados de EMFER, Industrias ferroviarias: situación de EMFER.
  • Dr. Manuel Garrido, Diputado Nacional y ex fiscal anticorrupción. Proyecto de resolución para la regularización de la CNRT. Casos Jaime y Cirigliano.
Modera: Pablo Marchetti, Periodista AM Splendid y Duro de Domar



UN ACERCAMIENTO AL TEMA: FERROCARRILES..

Hace meses que se vienen ensayando erradamente distintos intentos de respuesta a un problema de hace años: la no-política de desarrollo ferroviario nacional.
Es correcto afirmar que la Tragedia de Once de febrero de este año abrió una olla que hoy nadie se anima a cerrar; pero nadie saber qué hacer con ella. A este mal llamado "accidente" debemos agregarle otros que ocurrieron durante el año 2011, por no irnos tan lejos: el 13 de septiembre, el interno 52 de la línea 92 de colectivos intentó cruzar el paso a nivel de la estación Flores con la barrera trabada en 45 grados y fue embestido por un tren que a su vez chocó a otro, dejando 11 muertos y 212 heridos. También el 4 de abril de 2011, un convoy de la empresa estatal Ferrobaires que iba de Mar del Plata a Constitución quedó detenido por un desperfecto técnico y fue embestido por una máquina diésel que iba a auxiliarlo a la altura de Lezama, y dejó 70 heridos. El 16 de febrero, un tren de larga distancia de la concesionaria Ferrobaires chocó con un tren de la línea San Martín cerca de la estación San Miguel, y dejó cuatro muertos y más de 70 heridos. Y el último día del año 2010, el 31 de diciembre, dos convoyes de la línea Mitre, concesionada a T.B.A., chocaron en el Empalme Maldonado, en la zona de Palermo y se registraron unos 50 heridos. Los recuerdos de cientos accidentes desgraciados más como éstos abundan.
Ahora, el ferrocarril argentino fue un símbolo de progreso en la Argentina de comienzos del siglo XX. Luego entró en un período de declive hasta que, a principios de los ’60, el presidente Arturo Frondizi comenzó con el desguace. En la década del ‘90 recibió el golpe de gracia durante el gobierno de Carlos Menem, y llegó a estar en una situación calamitosa luego de la devaluación de 2002, que fue su peor momento evidenciando la falta de mantenimiento de las vías. El gobierno de Eduardo Duhalde decretó en 2002 la emergencia ferroviaria, pero eso sólo sirvió para que las privatizadas fueran exceptuadas del cumplimiento de casi todas las exigencias de inversión y mantenimiento que figuraban en los pliegos. Eso se hizo supuestamente para evitar que los concesionarios, entonces en convocatoria de acreedores, quebraran. Desde entonces, el kirchnerismo profundizó este desastre ferroviario alimentando un capitalismo de amigos sin escrúpulos frente al desguase de este servicio público, principalmente a partir de la ley de Reordenamiento Ferroviario del 2008.
En términos generales nos sentimos parte de ese espacio que tiene más o menos claro a qué horizonte quiere llegar; para esto creemos que es necesario constituir una comisión investigadora en el ámbito del Congreso de la Nación una Comisión para Investigar, analizar y evaluar las concesiones del servicio público de transporte ferroviario de pasajeros de superficie y subterráneo realizadas; los servicios otorgados a UGOFE S.A. en carácter de operación y/o gerenciamiento; y las concesiones de transporte ferroviario de cargas realizadas, para conocer la situación desde la cual partimos para la recuperación y el desarrollo del sistema ferroviario nacional; para lo cuál entendemos que es necesario deshacer lo iniciado a partir de la ley menemista de Reforma del Estado Nº 23.696, y avanzar en la creación de la empresa "Ferrocarriles Públicos Argentinos Sociedad del Estado", constituyendo para ello un Fondo para el Desarrollo Ferroviario que la financie.
Ahora, el “MIENTRAS TANTO” requiere respuestas, iniciativas y políticas públicas de corto y mediano plazo que controle, regule y vaya desmontando el actual entramado institucional confeccionado para el “funcionamiento” del actual sistema ferroviario, en beneficio de los usuarios.
En esto también debemos dedicar energías con la certeza de no agotarlas en maquillar las actuales estructuras pensadas dentro de un paradigma que fracasó: el Neoliberalismo.

No somos los primeros, ni seremos los últimos en dar este debate, pero lo importante es que no se corte y lo alimentemos permanentemente hasta construir los consensos necesarios para transformar el actual sistema ferroviario, porque fundamentalmente como está no le sirve a nadie (o, sólo a algunos pocos inescrupulosos); pero sobre todo con propuestas y acciones movilizadoras de esa gran parte del pueblo que siente bien propio los ferrocarriles no sólo porque los necesita hoy, sino porque sabe que ni para sí ni para sus hijos va poder construirse una país desarrollado, productivo, sustentable y armónico si no reactivamos los trenes para todos.