miércoles, 31 de julio de 2013

DENUNCIA CONTRA CRISTINA KIRCHNER Y MARTÍN INSAURRALDE POR MALVERSACIÓN DE CAUDALES PÚBLICOS

DENUNCIA DELITO TIPIFICADO EN EL ART. 261 DEL CÓDIGO PENAL
                                   JOSÉ LUCAS MAGIONCALDA, abogado Tº 62 Fº 671 del CPACF, constituyendo domicilio en Lavalle 1773, 6º piso, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a V.S. me presento y respetuosamente digo:
                                   I.-PERSONERÍA: Conforme se acreditará con las constancias correspondientes, al tiempo de ratificar la presente denuncia, soy apoderado de CIUDADANOS LIBRES POR LA CALIDAD INSTITUCIONAL ASOCIACIÓN CIVIL, con domicilio social en Lavalle 1773, 6º piso, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
                                   II.-OBJETO: Siguiendo expresas instrucciones de mi mandante, vengo a denunciar conductas tipificadas en el art. 261 del Código Penal, cuyos autores serían la Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y el Intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.
                                   III.-HECHOS: La Presidente de la Nación, en virtud de la invitación cursada por la Presidente de la República Federativa de Brasil, concurrió al país vecino, con carácter de visita oficial, en el contexto de la presencia del Papa Francisco a la Ciudad de Río de Janeiro.
                                   El actual Intendente de Lomas de Zamora y candidato a diputado nacional, Martín Insaurralde, integró la delegación oficial, no obstante que la municipalidad lomense carece de atribuciones diplomáticas para representar a la Nación.
                                                        En el día de ayer, 31/07/2013, se conoció un afiche con la foto del saludo entre Su Santidad el Papa Francisco, la Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y el Intendente de Lomas de Zamora y candidato a diputado nacional, Martín Insaurralde. Dicha publicidad, contiene la leyenda “NUNCA SE DESANIMEN. NO DEJEN QUE LA ESPERANZA SE APAGUE. Papa Francisco. Equipos de Difusión”. A partir del mencionado afiche, con el que se empapeló, al menos, la Ciudad de Buenos Aires, el candidato Martín Insaurralde hizo declaraciones públicas. En ellas admitió que su viaje a Brasil estuvo motivado en cuestiones estrictamente personales. Según él, habría sido un ofrecimiento generoso de la Presidente de la Nación, que él aceptó, según dijo,  “exclusivamente por mi historia personal, de vida, de lo que me había pasado”. (ver DIARIO PERFIL – edición web: http://www.perfil.com/politica/Insaurralde-insiste-en-que-visito-al-Papa-por-su-historia-personal-20130729-0022.html).
                                   Ahora bien, ya sea que el viaje se haya realizado por una cuestión netamente electoralista, como permite inferir el afiche antes comentado, o por una necesidad de orden espiritual, como pretende sugerir el candidato, el hecho es que ninguna de esas dos alternativas autoriza la utilización de bienes y servicios solventados por la administración pública con el aporte de todos los contribuyentes.
                                   De este modo, y según los dichos del propio candidato, tanto la Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, como el propio Martín Insaurralde, estarían incursos en uno de los delitos tipificados en el art. 261 del Código Penal, que en relación a los hechos que nos ocupan, dice:
ARTICULO 261. - Será reprimido con reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua, … el funcionario que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública.
                                    Queda claro que la Presidente de la Nación empleó en provecho de un tercero servicios pagados por la administración pública, y que dicho tercero, Insaurralde, se encuentra comprendido en el tipo penal antes consignado, por ser también funcionario público y haber utilizado en provecho propio los servicios de traslado y de estadía correspondientes a la delegación oficial, que como es sabido se solventan con fondos públicos.
                                   IV.- CONCLUSIÓN: La generosidad presidencial que agradece Insaurralde se sustenta en el sacrificio de los contribuyentes, muchos de los cuales se vieron privados de estar junto al Santo Padre en Brasil, en virtud de las trabas cambiarias que impone el Estado Nacional. En este contexto, resultan inadmisibles e indignantes los hechos descriptos en la presente denuncia, por lo que se solicita la investigación de los mismos, y la aplicación de las máximas sanciones a quienes resulten responsables.
                                   Proveer de Conformidad

                                          SERÁ JUSTICIA